¿Quién soy?

Me hice psicóloga en el año 2013, luego de haberme licenciado en enfermería en el año 2007. 

La psicología y la docencia han sido mis dos pasiones siempre. En el año 2009 inicié mi experiencia como profesora universitaria e investigadora en las áreas de antropología, sociología, desarrollo humano, psicología médica, medicina comunitaria, ecología de la salud, farmacología y estadística. 

Junto a esta actividad realicé un Máster en Investigación Educativa en el año 2013, en el que profundicé el estudio del uso de videojuegos en jóvenes en el ámbito universitario. 

Luego de licenciarme en psicología, me he formado y he trabajado en diversas áreas, como la agresividad y la conducta delictiva en adolescentes, la psicooncología; que me ha permitido acompañar a muchas personas, y a sus familiares, en la vivencia del cáncer, la psicología organizacional positiva, entre otras.

Los conflictos de género y los relacionados con el ejercicio de la prostitución también han llegado a mi consulta desde siempre, me he sentido muy cómoda trabajando en ello.    

En el año 2016, luego de salir de mi país, realicé un Máster en Cuidados a Poblaciones Vulnerables en España y continué dichos estudios a nivel doctoral en la UAM. 

Toda esta experiencia me ha permitido ejercer la psicología de forma ininterrumpida y combinarla con otras áreas profesionales, generando en ese transitar publicaciones en revistas científicas de alto impacto investigador, tres capítulos de libros y numerosas ponencias nacionales e internacionales. 

Te valoro como un ente global cuya mente y cuerpo se hayan en relación de interdependencia, que llevan consigo una biografía escrita que leo desde tu propio discurso, para de esa forma intentar llegar a la génesis del problema y cambiar la percepción y emoción que despierta en ti todo lo que te puede haber ocurrido y que te causa sufrimiento en tu día a día.

Inviertes en tu salud mental cuando asistes a terapia, por ello es un espacio que te es propio, en el que la espontaneidad, las emociones, los pensamientos, el contenido de tus sueños, tus angustias y cargas diarias pueden ser depositadas en mi como terapeuta, dentro un marco de confianza y tranquilidad plena, en ausencia de prejuicios, mandatos y exigencias

Es tu espacio y yo te acompaño respetuosamente.

Terapias

Tipo de terapia: En Línea o *Presencial (*ciertas condiciones aplican)

  • Ansiedad
  • Enfermedades Oncológicas
  • Depresión
  • Divorcios
  • Duelos
  • Infidelidad
  • Paternidad
  • Maternidad
  • Crianza
  • Transiciones de la vida
  • Conflictos familiares
  • Estrés
  • Estrés postraumático
  • Migración
  • Género
  • Disforia de género
  • Autoestima

¿No encuentras lo que buscas? Envíame un WhatsApp

FAQ’s

¿Cuál es la duración de una sesión de psicología?

En casos de atención individual, tiene una duración aproximada de 45 min. – 60 min., cuando se trata de parejas tiene una duración aproximada de 90 min. La primera sesión puede durar un poco más, todo dependerá de tu motivo de consulta.

¿Es igual una sesión on-line que presencial?

Si bien son modalidades distintas, se ha comprobado a través de serios estudios que no existen diferencias significativas entre una modalidad y otra, de hecho, la modalidad on-line te permite expresarte con menos resistencias porque no tienes la presencia del otro en un campo real. Además, la modalidad on-line es menos costosa, te permite escoger el lugar dónde quieres hacer la terapia, no tienes que desplazarte a ningún lugar, salvo que tu escojas otro lugar para establecer la conexión y la misma se establece por medios que son totalmente cotidianos para ti.

¿Puedo suspender la terapia cuando desee?

Si, el espacio psicoterapéutico se puede abandonar cuando el paciente lo desee.

¿Cuál es la frecuencia de las sesiones?

Idealmente deberían ser una vez por semana, pero a veces se establece una frecuencia de una vez cada dos semanas (quincenal) o una vez al mes (mensual) dependiendo de la situación.

¿Cuántas sesiones necesito para sentirme bien?

Generalmente se siente un gran alivio después de cada sesión. En relación con el número de sesiones, esto dependerá del problema que tengas y del tiempo que te lleve resolverlo, los tiempos los pones tú de acuerdo al ritmo de tu evolución y el que tu psique pueda soportar.