Seguramente te ha surgido esta duda y es normal confundirse respecto a estas dos profesiones porque si bien son distintas, ambas trabajan con el área de la salud mental, sólo que la abordan de forma distinta. 

La psicología y la psiquiatría son áreas que, si bien trabajan con la salud mental, tienen enfoques, abordajes y fines distintos. Probablemente te has visto en la tesitura de no saber si asistir antes al psiquiatra que al psicólogo o a uno de los dos, cuando probablemente muchos de tus  malestares se “trabajan” mejor y de forma más efectiva con un psicólogo. No obstante, hay situaciones que, sin duda, son necesarias que sean tratadas por la psiquiatría, aunque la psicología intervenga luego. 

¿Quién es el psicólogo y qué hace?

Es un profesional de la salud mental, estudia psicología y luego va especializándose en diversas áreas como la clínica, la organizacional, la infantil, la gerontológica, familia, pareja, entre otras. 

El psicólogo va a evaluar el por qué y el para qué de un comportamiento determinado que te hace  sufrir. Así mismo, evalúa tus motivaciones conscientes e inconscientes que sustentan dichos comportamientos, tomando en cuenta también tu percepción, tu discurso, tu personalidad, tu inteligencia, entre otras cosas. 

¿Quién es el psiquiatra y qué hace?

Es un médico de formación, quien luego realiza la especialización de psiquiatría. En caso de que necesites ir a un psiquiatra, su labor principal será la de diagnosticar y tratar el trastorno mental que puedas tener con el fin de intentar restablecer la función normal de tu cerebro, a través de la prescripción de medicación que regule sustancias cerebrales segregadas de forma descontrolada, o prescribiéndote cualquier otra intervención médica necesaria.  

¿Qué es mejor? ¿El psiquiatra o el psicólogo?

Depende de la situación por la que estés pasando. Lo deseable es que te evalúe un psicólogo y que este, a su vez,  valore si necesitas o no atención psiquiátrica, no obstante si ya has ido a un psiquiatra antes que al psicólogo, puedes acudir sin ningún problema a una cita con este profesional comunicándoselo al psiquiatra que te esté tratando. 

Por otra parte, es importante que tomes en cuenta que se debe asistir al psiquiatra directamente cuando el juicio de realidad está alterado y la persona o los que le rodean corren peligro por ello, dependiendo del estado del paciente, el puede decidir ir por sí mismo o alguien puede llevarle.  No obstante, se recomienda que una vez la persona se estabilice con la toma de la medicación, el paciente asista al psicólogo. ¿Por qué debe ir igualmente al psicólogo? Voy a ello en el próximo párrafo.

Al psicólogo se asiste normalmente para aliviar el sufrimiento del día a día que te pueden producir las relaciones con los otros, el trabajo, la pareja, la familia, un evento traumático, la migración, entre otras cosas. Por ello, el psicólogo te acompaña en el descubrimiento de los procesos inconscientes o conscientes que te hacen sufrir, orientándote hacia una vida más consonante con tus verdaderos deseos.

Desde la perspectiva psicológica en la que me he formado, se promueve el «poner a trabajar» el síntoma mediante tu propio lenguaje, procuro no “callar” el síntoma, al contrario, le pido al paciente que hable acerca de ello y que poco a poco deje emerger las emociones asociadas. Por ello, salvo en casos que te sea imposible llevar una vida social mínimamente funcional, evito la medicación en primera instancia, en caso de necesitarla serás referido a psiquiatría pero te recomendaré que vuelvas a terapia psicológica, ya que  medicación actúa a nivel cerebral, no a nivel social y para eso está el psicólogo.